ASOCIACIÓN CORUÑESA DE EPILEPSIA

Lecturas recomendadas

Guerra de nervios

Verónica, tras recuperar el control de su vida será testigo directo del sufrimiento que padece Natalia, todo ello consecuencia de una enfermedad tan desconocida aún hoy en día, a pesar de vivir en el siglo XXI, la cual padecen miles y miles de personas en todo el mundo, causando la sociedad una discriminación en todos ellos de tal envergadura que lleva a que ésta deba ser escondida, y aun sufrimiento que hace al corazón de la autora encogerse de dolor e incomprensión.

La vida de Jorge cambiará de la noche a la mañana, donde sumido en una frustración tan grande hará que aquellos que le rodean sufran a un grado tal que vean su existencia hundida y sin sentido alguno para seguir adelante con aquello que el futuro les tenga reservado para ellos. Será finalmente Natalia la que con su fortaleza interior dé una lección magistral de lo que es realmente importante en la vida, ayudando a Jorge en todo aquello que está a su alcance porque la sociedad no la hará estancarse.

¿Quieres colaborar con nosotros?

Hazte socio de la Asociación y ayúdanos a defender la dignidad y los derechos de las personas afectadas por la epilepsia.

¿Quieres colaborar con nosotros?

Hazte socio de la Asociación y ayúdanos a defender la dignidad y los derechos de las personas afectadas por la epilepsia.

El diario de Jorge

Este precioso libro nos cuenta una historia real. La historia de una batalla, la de un niño no ya contra su enfermedad sino contra los prejuicios de una sociedad inculta y medrosa que sigue creyendo, como en la Edad Media, que la epilepsia es algo oscuro, aterrador y peligroso. Pura ignorancia, ya digo. Alejandro el Magno, Julio César, Santa Teresa de Jesús, Napoleón Bonaparte o Einstein, entre muchos otros, fueron epilépticos.

Hay tantos personajes famosos que tuvieron esta dolencia que una casi siente la tentación de decir que es una enfermedad que favorece el talento. Una deducción sin rigor científico, desde luego, pero aún así mucho más fundamentada que la tonta opinión negativa contra los epilépticos.

Uno de los personajes de mis novelas que más me gusta es León, de Historia del Rey Transparente, un hombre que sufre crisis de epilepsia. Lo cual no impide que sea fuerte, hermoso, compasivo y sabio. Y eso es lo que nos enseña este estupendo libro: la normalidad de lo que la sociedad se empeña en ver como anormal.
Rosa Montero